La zona metropolitana del mundo con más muertes por COVID-19

La imagen de personas buscando por su cuenta tanques de oxígeno para atender familiares que padecían los efectos del COVID-19 es conocida por muchos mexicanos. Todos recordamos a algún conocido preguntando por Twitter, Facebook o algún grupo de WhatsApp qué hospitales estaban disponibles. A pesar de ser poco transparente, el indicador de saturación hospitalaria indicaba una insuficiente disponibilidad de camas en la segunda quincena de enero. Todo esto sucedió en medio de una controversia; y es que de acuerdo al New York Times, el gobierno de la Ciudad de México no hizo caso a los datos que indicaban imponer restricciones más severas de movilidad para evitar contagios, según sus propios parámetros. Habiendo pasado algunos meses, es conveniente evaluar los resultados. ¿Qué nos dicen los datos al día de hoy?

El gobierno reconoce un exceso de mortalidad acumulado de 91,664 personas en la Ciudad de México, pero para poder hacer una mejor comparación conviene contrastar zonas metropolitanas completas y no entidades federativas. Según el último corte al 10 de abril de 2021, el exceso de mortalidad durante la pandemia del COVID-19 en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) ha sido de aproximadamente 167,506 personas. Es decir, hay 768 fallecimientos en exceso por cada cien mil habitantes lo cual representa el 0.76% de la población. La ZMVM es la zona metropolitana con mayor exceso de mortalidad por habitante del país ya que, a pesar de que concentra el 17% de la población, ha acumulado el 30% de las muertes. De igual forma, según los datos disponibles, la ZMVM es la metrópolis del mundo con la mortalidad en exceso por habitante más alta al tener 768 fallecimientos por cada cien mil habitantes, mientras que la tasa en Nueva York fue de 400 fallecimientos, en Madrid de 289, en Londres de 210 y en la Zona Metropolitana de Santiago de 168. 

La mortalidad en exceso en México y la importancia del cálculo por zona metropolitana

El exceso de mortalidad resulta del cálculo de la diferencia del total de muertes por todas las causas durante una emergencia y el total de muertes que habría en ausencia de crisis. Este dato es útil ya que, a diferencia de las muertes por COVID-19 confirmadas, el exceso de mortalidad depende de datos del registro civil y es independiente de la cantidad de pruebas diagnósticas realizadas. Y, como sabemos, en México casi no se realizan pruebas diagnósticas, así que por ello es importante considerar el subregistro. Además, también considera fallecimientos indirectos; aquellos que no sucedieron como resultado de una infección sino que resultaron, por ejemplo, de la falta de atención médica en consecuencia de un sistema de salud saturado. 

En el sitio de coronavirus del Gobierno de México se pueden consultar las cifras de exceso de mortalidad por entidad federativa y se puede conocer el cálculo para la Ciudad de México y cada estado por separado. También había publicaciones periódicas en donde se calculaba el exceso contando directamente actas de defunción y se tenían actualizaciones transparentes y recientes (que posteriormente fueron bloqueados por el gobierno). Sin embargo, no había cálculos disponibles para conocer el exceso de mortalidad agregado por área metropolitana. Este dato es importante ya que actualmente los fallecimientos de la Base de Datos Nacional del Registro Civil están relacionados con el municipio y la entidad donde se registró el fallecimiento y no con el municipio en el que residía la persona. Por ejemplo, muchas personas de la Zona Metropolitana que habitaban en municipios del Estado de México, como Naucalpan, fallecieron en la Ciudad de México. En consecuencia, el cálculo arroja que en la Ciudad de México falleció una persona por cada cien habitantes, una tasa demasiado alta, influenciada por los fallecimientos de residentes del Estado de México, que vuelve complicada la comparación con otras ciudades. Sin embargo, la delimitación de áreas metropolitanas del INEGI nos permite conocer qué municipios del Estado de México y la Ciudad de México pertenecen a la Zona metropolitana del Valle de México. Con esa información y con los datos del Registro Civil podemos calcular el exceso de mortalidad por área metropolitana para poder hacer una mejor comparación entre ciudades de México y del mundo. Los resultados no son muy alentadores. 

Como se puede apreciar en la figura 1, el Valle de México ha sido la zona metropolitana del país con mayor cantidad acumulada de muertes en exceso por habitante, después le siguen Tlaxcala-Apizaco, Tehuantepec, Teziutlán, Puebla-Tlaxcala y Cuernavaca. 

Figura 1: Muertes en exceso por habitante acumuladas por zona metropolitana. Actualizado a la semana epidemiológica 14 del 2021. Se resaltan las 8 zonas metropolitanas con mayor exceso de mortalidad en términos absolutos. Fuente: Elaboración propia con datos de la Base de Datos Nacional del Registro Civil e INEGI.

Como se aprecia en la Tabla 1, en términos absolutos, la Zona Metropolitana del Valle de México también acumuló la mayor cantidad de defunciones. 

En la Figura 2 se puede apreciar el total de muertes de la Zona Metropolitana del Valle de México de los años 2020 y 2021, así como las muertes en el respectivo periodo comparable de los cinco años anteriores.

Figura 2: Muertes totales por todas las causas en la Zona Metropolitana del Valle de México. Actualizado a la semana epidemiológica 14 de 2021. La gráfica muestra el total de muertes semanales por todas las causas de 2020 y 2021 así como las muertes esperadas en ausencia de pandemia y las muertes ocurridas en la misma semana de los cinco años anteriores. Fuente: Elaboración propia con datos de la Base de Datos Nacional del Registro Civil e INEGI.

La semana que terminó el 23 de enero de 2021 representó el punto más alto de los fallecimientos, ya que murieron 14,858 personas en la ZMVM mientras que el promedio de fallecimientos en la misma semana de los años anteriores a la pandemia fue de 2,691. Es decir, en esa semana el exceso de mortalidad fue de 12,167. En solo una semana y tan solo en la ZMVM fallecieron más del doble de personas que fallecieron en China durante más de un año por la pandemia.

Comparación internacional

La comparación internacional tampoco luce muy alentadora. Como se puede apreciar en la figura 3, el exceso de mortalidad acumulado por habitante de la ZMVM es casi el doble que el de la Ciudad de Nueva York, 2.5 veces el de Madrid, 3.4 veces el de Londres y 4.5 veces el de la Zona Metropolitana de Santiago.

Figura 3: Muertes en exceso por habitante acumuladas en regiones metropolitanas seleccionadas en el mundo. Actualizado a la semana epidemiológica 14 del 2021. Se resaltan las 8 zonas metropolitanas con mayor exceso de mortalidad en términos absolutos. Fuente: Elaboración propia con datos de la Base de Datos Nacional del Registro Civil, INEGI y The Economist.

¿Por qué los resultados de las ciudades en México son tan distintos al resto de las ciudades del mundo?. Se ha sugerido que las condiciones económicas y sanitarias preexistentes explican la variabilidad, pero en este enlace se comparan los resultados en términos de muertes en exceso por habitante y condiciones económicas y de salud con distintos países en el mundo y se demuestra que las condiciones preexistentes no explican la gran diferencia entre los resultados de distintos países, lo cual sugiere que las acciones y omisiones de política pública son determinantes para salvar vidas. En la Ciudad de México, nueve meses de pandemia no fueron suficientes para que el gobierno previera un posible incremento en la demanda de tanques de oxígeno ni para que tomara con anticipación suficientes medidas que evitaran la saturación hospitalaria. 

¡Aquí puedes dejar tus comentarios!

Category: CDMXCOVID19Salud

Tags:

mm

Texto por: Eugenio Sánchez P

Es Maestro en Economía Aplicada por la Universidad de Nottingham y ex alumno de la beca Chevening. Ha trabajado en banca privada y en la división de datos y estadística del Banco de Inglaterra. Sus textos son opiniones personales y no representa a ninguna institución.