De la migración conocemos muy poco

La migración es un tema sumamente interesante pues, por un lado, todos tenemos cierto contacto, ya sea con migrantes que han llegado a nuestra ciudad o con vecinos, amigos y familiares que se fueron a otro país, e incluso, en lo que va de 2019 en México, 1 de cada 118 noticias de los principales medios de comunicación de México ha hablado sobre migración. Con esos contactos, tal vez frecuentes, nos vamos formando una idea de qué es la migración, de cuántos somos migrantes y de lo que nos viene. Por otro lado, las evidencias y los datos de la migración pueden ser sumamente desconocidos y por ello, la percepción que tenemos sobre la migración puede estar muy alejada a la realidad.

Desde hace unas semanas he realizado un test sobre migración internacional. El test lo puedes contestar aquí y consta de 10 preguntas del tipo “Por cada cien personas que nacieron en Portugal, ¿cuántas personas hoy viven fuera de ese país?” y lo único que cambia en esas 10 preguntas es el país, es decir, le he pedido a las personas que estimen qué porcentaje de la población se encuentra fuera de: México, Portugal, Colombia, China, Venezuela, Honduras, Nigeria y Reino Unido y pregunté también “Por cada cien personas que nacieron en África, ¿cuántas personas hoy viven fuera de ese continente?” y “Por cada cien personas en el mundo, ¿cuántas personas hoy viven fuera del país que nacieron?”.

Cerca de 200 personas han contestado el test. Por el sesgo de las personas que se enteraron y decidieron contestarlo, las respuestas no forman para nada un consenso, ni las personas son una muestra representativa, así que tomemos las respuestas como un simple ejercicio de opinión (y al final del artículo hablo sobre las calificaciones).

La migración que percibimos

Las preguntas del test están diseñadas para que las personas contesten cuánta migración perciben de distintos países. La percepción es que de Venezuela, Honduras, Nigeria y China ha salido una gran cantidad de población. Los que contestaron el test perciben que uno de cada cuatro venezolanos vive fuera de su país. Y para otros países, como Reino Unido o Colombia, perciben que uno de cada nueve personas vive fuera de su país.

Respuestas sobre el test de migración a las preguntas sobre los ocho países. La caja de colores representa la mitad más frecuente de las respuestas (por ejemplo, para Venezuela, la mitad más frecuente de las respuestas fueron entre 10 y 35%), la línea gruesa es el promedio, las líneas punteadas representan la mayor parte de las respuestas y los puntos aislados representan a respuestas que son consideradas como atípicas.

Lo más interesante de las respuestas del test no es el número en sí. Somos por lo general muy malos para estimar algunos números, como, por ejemplo, ¿cuántas veces respiras en un día? (respuesta al final). Hay una correlación entre las respuestas que las personas dan sobre algunos países. La más alta correlación fue entre Venezuela y Honduras, es decir, si una persona piensa que la mitad de Venezuela se encuentra fuera, piensa también que la mitad de Honduras se encuentra fuera, mientras que, si piensa que 10% de Venezuela se encuentra fuera, 10% de Honduras se encuentra fuera también. Por otro lado, la más baja correlación fue entre Nigeria y Reino Unido (aunque igual la correlación es ligeramente positiva).

Correlación observada en las respuestas que las personas dieron sobre el porcentaje de personas que estiman que de cada país viven fuera. El color del recuadro y la línea representan la correlación entre ambas respuestas, mientras que los puntos representan las respuestas individuales.

Las respuestas reflejan que a la migración la percibimos como algo problemático sobre el país de origen y la vemos como el reflejo de conflicto o violencia (como el caso de Honduras y Venezuela) o de pobreza (Nigeria), mientras que los países que no migran, son los países con mayor ingreso y más pacíficos. Pero eso es solo lo que pensamos de la migración, no lo que en realidad sucede. La migración es cuestión de recursos, así que no son los países más pobres ni los que tienen conflicto los que tienen mayor migración.

¿Qué tan acertada es nuestra percepción sobre migración?

Respecto a la migración que hay en total en el mundo, sabemos que desde finales de los 80s y hasta el día de hoy, se ha mantenido cerca de 3 o 4%, pese a conflictos como los de Siria o la migración masiva de mexicanos a Estados Unidos. Pero, las respuestas no reflejan ese 3 o 4%. De hecho, 79% de las personas contestó algo mayor a 4% respecto a la migración del mundo. Tendemos a sobreestimar por mucho el fenómeno migratorio. En promedio, según las personas que contestaron el test, hay 1.56 mil millones de migrantes en el mundo, es decir, 6 veces más del número real de migrantes.

Frecuencia de las respuestas a la migración percibida en el mundo (estimar cuántas personas viven fuera de su país) y la migración (total) percibida en África (es decir, estimar qué porcentaje de personas de África han salido de su continente). Los picos que se observan reflejan que las personas suelen contestar cantidades que terminen en 5 o en 0, como 30% o 15%.

Sobre África, 1.4% de las personas viven hoy fuera de su continente (contra 3.3% de Europa), pero las personas que contestaron el test piensan en promedio que 17% de las personas de África viven fuera de su continente, es decir, perciben a unos 211 millones de africanos fuera de su continente, que es 12 veces más de los que hay. La migración percibida es muchísimo más alta de lo que en realidad sucede en el mundo.

Sobre algunos países se suele sobreestimar su migración también. En promedio las respuestas dijeron que 17.6% de los nigerianos viven fuera de su país, pero de Nigeria, se estima que 1% de su población vive fuera. Las personas que contestaron el test estimaron unos 200 millones de personas de China fuera de su país, pero hay menos de 10 millones de chinos viviendo fuera (incluso menos de los casi 13 millones de mexicanos fuera de nuestro país). Se contestó que 1 de cada 4 personas de Venezuela vive fuera de su país, mientras que de Venezuela, se estimaba en 2015 que 2% de su población vivía fuera y actualmente se estima en poco más de 10% de su población, es decir, sobre la migración actual, la percepción más que duplica a la realidad. La estimación que hicieron en promedio sobre la migración de México, Colombia y Reino Unido no es muy lejana a la realidad y sobre Portugal se subestimó.

Migración observada (es decir, datos que se obtienen a través de la ONU) en el eje horizontal y que incluye estimaciones sobre la migración “sin documentos”, y el promedio de las respuestas al test para cada país en el eje vertical. La línea roja marca la región en la que la migración observada es igual a la percibida. Arriba de la línea roja son países en los que se sobreestima su migración, mientras que abajo estimamos menos migración de la que realmente hay.

Los reflectores sobre la migración

En el mundo, pocos temas son tan mediáticos y politizados como la migración. Que si nos van a invadir, que si hay que aceptarlos a todos (o a ninguno), que si la frontera sur o la frontera norte, o que si vienen a cometer delitos.

La migración de mexicanos en el extranjero suele ser reportada, en los medios de México, como personas triunfadoras, trabajadoras, humildes y con historias de éxito, ya sea en deportes, en la ciencia, en el arte, en el cine, en la comida, la religión y hasta en la NASA. Los migrantes son esos “héroes que nos van a representar por el mundo”. Muy rara vez en los medios de México hablamos de los delitos que los mexicanos cometen fuera. Pero cuando se trata de personas de otros países en México, la migración tiene una connotación mediática muy negativa, por ejemplo, “Abren proceso a hondureño por secuestro de 6 personas en Yucatán” que es la manera en la que se reportó una nota en un periódico, o “Turista logra escapar de secuestradores colombianos en Cancún” reportado así en varios medios de México. De las millones de cosas que pasan diariamente en nuestro país, una parte muy pequeña es lo suficientemente relevante como para ser noticia y, desafortunadamente, exhibir a los migrantes sí es noticioso. Para dimensionarlo, en México se cometen unos 100,000 delitos al día y de ellos, menos de 1% aparece en los medios de comunicación. ¿Y cuáles delitos sí aparecen en los medios? Si el delito fue violento, si tiene componentes sexuales, si hay fotos, si la víctima pertenece a alguna élite o si el criminal es migrante, es mucho más probable que ese delito aparezca en la primera plana. Los medios de comunicación nos repiten frecuentemente que los migrantes vienen a delinquir (aunque la evidencia muestra que cometen menos delitos que la población del país de origen), pero no porque esas noticias representen un comportamiento generalizado de los migrantes, sino porque reportar que un migrante en nuestro país se “portó bien” no es noticia, aunque historias de migrantes exitosos en México (como esos mexicanos que triunfan en el extranjero), también hay cientos.

Un caso muy claro de la migración y los medios es el de Miriam Zelaya, quien rechazó un plato de frijoles en México. Sobre ella he leído que fue condenada a prisión, que es infiltrada del gobierno hondureño, que será presentadora de televisión, que agredió a una mujer en Dallas que posiblemente era su tía y algunos videos con millones de vistas… Es puro chisme, nada de información y francamente nada de noticias. Ella pertenecía a una caravana de miles de personas, y más de medio millón han entrado a México en 2019 y de todas esas personas, de todo lo que tenían que decir sobre su cruce a nuestro país, de la recepción de nuestra población y del actuar de nuestras autoridades, el plato de frijoles de una de ellas fue el tema viral. ¡Pero claro! Ese tipo de noticias desatan tu ira y tu indignación; te hace compartir en redes sociales; te pone a comentar y a generarle a ese medio de comunicación más interés y más lectores. Gana el medio con tus clicks, pero pierden tú y tus círculos sociales al quedarse solo con chismes y con esa impresión de los migrantes.

En México, casos como el de Miriam, las caravanas y los aranceles de Donald Trump pusieron el tema de la migración en el centro de los medios de comunicación. En la primer quincena de junio, por ejemplo, una de cada 50 noticias de nuestro país fue sobre migración, según datos de Radar de Medios, y alcanzó su máximo con la imagen de un bebé y su padre muertos en el Río Bravo. Pero el tema pasó de moda y durante la primer quincena de noviembre, 1 de cada 400 noticias fue sobre migración. Y posiblemente así se mantenga, a menos de que Trump lo retome como tema de campaña o de que alguna imagen desgarradora ponga el tema de nuevo en la agenda.

Porcentaje de noticias que hablan sobre el tema de migrantes (en el eje vertical) desde diciembre de 2018 (en el eje horizontal). Datos de Radar de Medios.

Tenemos una mala impresión sobre la migración y la asociamos principalmente a países en conflicto o pobres, pero no por ello es un fenómeno negativo. Al contrario. En el mundo, queremos mandar y recibir a más migrantes. Hasta hoy la migración solo representa entre 3 y 4% de la población del mundo y se dice que apenas estamos llegando a la época de las migraciones, así que uno de los principales retos de la migración es y será la actitud de los países receptores, pues al enfrentarse a nuevas costumbres genera miedo y xenofobia que luego corresponden con políticos y sus correspondientes políticas y lenguaje sobre la migración. ¿O qué, te gustaría que a México llegara en 2024 un “Ronaldo Trump”?

Calificando el test

Es casi imposible saber “de memoria” que 7% del Reino Unido vive fuera de ese país, y que 22% de Portugal vive fuera y así para cada país. Para cada pregunta, aunque una única respuesta es correcta, un cierto rango es razonable. Para calificar el test, la persona obtiene 10 puntos por cada respuesta correcta, y 8 puntos si se encuentra a 1% de distancia; 6 puntos si se encuentra a 2% de distancia y así sucesivamente. Si la persona contestó 5% para Reino Unido (que es 7%), obtiene 6 puntos por esa respuesta. La calificación de la persona es la suma de los puntos para las diez respuestas y va entre 0 y 100.

La calificación más alta fue una persona que obtuvo 70 puntos, seguido de una persona con 60 y una persona con 52. El promedio fue de 21 puntos, mientras que la tercera parte de las personas obtuvo menos de 10 puntos y, de hecho, 10% de las personas obtuvo cero puntos. Como dato interesante, si una persona contesta las diez las preguntas del test con el mismo 1% (o con 2%), obtiene una calificación de 44 puntos, más del doble del promedio. Y, como segundo dato, respiramos unas 21 mil veces cada día.

Nota. El dato sobre la migración de Venezuela era de 2% en la base de datos de la ONU en la actualización de 2017, que contaba con información hasta fines de 2015 y es el que utilicé para calificar el test. Según algunas estimaciones se encuentra hoy cerca de 12% de su población y se observa ya una desaceleración considerable en la salida de personas de Venezuela, es decir, la mayor parte de las personas que querían y podían salir de ese país, lo han hecho ya.

¡Aquí puedes dejar tus comentarios!

Category: Medios de comunicaciónMigración

Tags:

Article by: Rafael Prieto Curiel

Soy mexicano y matemático y actualmente soy investigador en la universidad de Oxford y soy investigador externo de la OCDE. Realicé un doctorado en Matemáticas, Crimen, Seguridad y Urbanismo en University College London. Trabajé en el C5 de la CDMX.